LA OBESIDAD

El sobrepeso y la obesidad se definen como un acúmulo anormal de grasa que puede ser perjudicial para nuestra salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).
En los adultos, la Organización Mundial de la salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad con el Índice de Masa Corporal (IMC) como se indica a continuación:

image001

 

Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
Obesidad: IMC igual o superior a 30.

Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas. En el caso de los niños, es necesario tener en cuenta la edad al definir el sobrepeso y la obesidad.
La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren alrededor de 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.
Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medios.
En el caso de la obesidad y el sobrepeso infantil, los datos hablan de un ligero descenso en nuestro país, no obstante, la tasa de obesidad en adultos se ha duplicado en España en los últimos 20 años; actualmente, se estima que más de la mitad de la población adulta, un 53%, está por encima de su peso, un 36% de la población con sobrepeso y un 17% con obesidad.
En el caso de los niños, un 12% padece sobrepeso y un 14% obesidad, unas cifras realmente alarmantes pero aunque se han estabilizado en nuestro país en los últimos años. A pesar de todo, hay que seguir trabajando para que la tendencia continúe descendiendo.
La obesidad es tratada, actualmente como una enfermedad y no como un problema estético y las actuaciones de los profesionales sanitarios han de estar centradas en la voluntad del paciente.
La obesidad es una enfermedad progresiva en la que intervienen diversos factores.
Los hábitos de vida y alimenticios poco saludables y trastornos psicológicos como la ansiedad y depresión son las principales causas de obesidad actualmente. Es por ello que es muy importante la educación sanitaria, sobre todo en las escuelas, para concienciar a la población desde una edad temprana.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas que responden a:

  1. Un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa.
  2. Un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

¿Qué consecuencias tiene el sobrepeso y la obesidad para la salud?

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades:

  1. Enfermedades cardiovasculares (principalmente las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muerte en 2012.
  2. La diabetes.
  3. Trastornos del aparato locomotor (en especial la artrosis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy invalidante)
  4. Cáncer (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

El riesgo de contraer estas enfermedades crece con el aumento del IMC.

Por otro lado, la obesidad infantil se asocia con:

  • Una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.
  • Riesgos futuros como dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión.
  • Presencia prematura de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

image001

¿Cómo puede reducirse el sobrepeso y la obesidad?

  • Limitando la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares
  • Aumentando el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).
Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en Diabetis, informació, Salut pública i etiquetada amb , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s